Daniel Vargas Director de DV Arquitectura

Versátil y detallista, Daniel Vargas posee una prometedora carrera privilegiada por provenir de una familia de constructores, quienes aportaron los conocimientos “extra” que matizan su experiencia. Su hoja de ruta supone recorrer algunas residencias que impactan en el paisaje de Ruitoque Condominio y Bucaramanga.

El mundo de la creación se relaciona con el talento innato para generar esas buenas ideas que marcan la diferencia en arquitectura e interiorismo. En consecuencia, hablar del trabajo de este exitoso profesional implica conocer las circunstancias que enriquecieron su formación. Obtuvo su grado de la Universidad Santo Tomás con una tesis laureada. De foma paralela, realizó estudios en la Universidad de Florencia (Italia) uno de los destinos más valorados por quienes aman el diseño.

Se puede decir que nació para la arquitectura. Sus años formativos esenciales se cumplieron en el ámbito de la construcción y los desarrollos urbanos, pues su madre, también arquitecta, le brindó la posibilidad de compartir su trabajo, una ventaja que lo impulsó a emprender vuelo propio desde muy joven.

¿Dónde nace su habilidad para interpretar lo que quiere el cliente?

En la pasión y el gusto que tengo al hacer cada diseño. Es gratificante ver las sensaciones que se despiertan en las personas, al descubrir que lo visto en el plano virtual es prácticamente igual a la realidad cuando ven su casa terminada. También es satisfactorio saber que con tu trabajo cumples los sueños de muchas familias.

¿Cómo logra compaginar todos los elementos en un proyecto?

Me baso en las preferencias de las personas y la manera cómo viven su día a día. Hay que entender que todos tenemos diferentes gustos, entonces, si alguien te dice que ama la madera trato de satisfacer ese deseo. Igualmente, hay quienes prefieren el tema industrial en sus ambientes o enfatizar el mármol. A partir de allí le presentamos al cliente una paleta de colores y algunos bocetos para definir lo que quieren en su proyecto. Todo se reduce a diseñar con buen sentido aprovechando cada detalle.

“Todo se reduce a diseñar con buen sentido aprovechando cada detalle. Es satisfactorio saber que con tu trabajo cumples los sueños de muchas familias”

¿Qué destaca de su paso por Europa?

En Italia está muy marcado el tema de la restauración y la conservación urbana. De esta experiencia destaco haber podido abrir mi mente a muchas posibilidades en todo lo referente al interiorismo y la practicidad de las cosas. Fue especialmente gratificante visitar Rotterdam, una ciudad increíble para los arquitectos y además, recorrer otras capitales cercanas. De eso se trata la arquitectura, viajar, conocer y aplicar esa cultura en los diseños.

¿Qué tipo de proyectos son los más retadores?

Pienso que todo proyecto implica un reto personal. Particularmente me enfoco en la iluminación con el aprovechamiento de la vegetación y el agua. En este punto destaco mi faceta como interiorista, pues te permite ser muy versátil para adaptarte al gusto de las personas, de acuerdo a su edad o su estilo de vida.

¿Hacía que tipo de clientes enfoca su trabajo?

Mi trabajo se dirige a las personas con buen gusto que desean un concepto realmente diferente para su vivienda. Pero no solo hemos desarrollado casas, también participamos en otro tipo de proyectos en Nueva York, Bogotá, Medellín y Valledupar.

De Vargas destacamos el orgullo que siente por su carrera, así como la admiración y el respeto por el trabajo de la arquitecta María Fernanda Amaya. “Ella es mi madre y mi mejor maestra a quien le debo todo lo que soy ahora”, concluye Daniel, quien además es amante de los deportes náuticos en especial el Wakeboard y el Kitesurf.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email