Camila Osorio sigue creciendo: semifinales en Belgrado y asegura su ingreso al top 100

Los retos están para cumplirse y Camila Osorio (Equipo Colsanitas, Club Comfanorte) lo ha tenido claro esta temporada. La colombiana consiguió la clasificación a las semifinales del WTA 250 de Belgrado (Serbia, polvo de ladrillo) con el agregado de que este resultado la meterá al grupo de las 100 mejores del mundo el próximo lunes.

Poder entrar al top 100 era una meta para este año y gracias a Dios se dio. Quiero seguir e ir más arriba de eso, pero estoy feliz de que poco a poco voy logrando objetivos. Como me decía mi abuelito ‘para atrás ni para coger impulso’”, comentó la campeona del pasado WTA de Bogotá en rueda de prensa, tras vencer a la bielorrusa Aliaksandra Sasnovich por 6-4, 6-2 en la jornada del viernes.

Para vencer a la jugadora de Minsk, quien en 2018 llegó a ser 30 del mundo, Camila tuvo que ajustar su juego a la situación que se le presentaba en el partido, con una rival con mucha firmeza en el fondo y golpes profundos que ponían en aprietos a la nacional.

A pesar de eso, Osorio siempre tuvo el liderazgo en el primer set, donde estuvo dos veces quiebre a favor, pero luego no lograba concretar el juego de servicio para sostenerlo. La ventaja terminó tomándola desde la devolución estando 5-4, aprovechando el impulso que generaba desde el resto.

“Fue un partido muy duro. Ella juega muy bien, tiene muy buenos tiros, un revés de locos y juega muy profundo. Cuando se mete a la cancha es una jugadora peligrosa, así que traté de sacarla de su zona”, comentó.

En el segundo set prevalecieron también las devoluciones. Un total de seis quiebres se dieron en el parcial, pero fue en el séptimo game donde Camila ganó con uñas su servicio para asegurarse sacar para partido, lo que no fue necesario ya que volvió a tomar el saque de Sasnovich, un escenario donde se sentía inmaculada.

“Traté de jugar con slices y drops pero no funcionó. Siento que ella no lo hacía mal ante eso; no como a otras jugadoras que se les complica. Tenía que pegarle mucho más, jugar profundo y armar los puntos”.

De esta forma, la colombiana sigue con su grandiosa temporada y alcanzó su tercera ronda de semifinal WTA (sumando Bogotá y Charleston), lo que la llevará a jugar este sábado ante la croata Ana Konjuh (188º), partido que será a las 3:30 a.m. en Colombia.

Konjuh tiene la experiencia de haber sido 27 del mundo en 2017, sin embargo, la cucuteña tiene claro que no importa a quién tenga al frente, lo importante es centrarse en ella misma.  

“Es muy bueno cuando empiezas a jugar este tipo de torneos porque todas son muy buenas, y eso te hace subir el nivel. Creo que al empezar a jugar con estas chicas poco a poco te vas soltando y trato de aprovechar las oportunidades. No me importa si la otra jugadora está top 50 o top 10; solo pienso en mí. Eso es lo que trato de hacer hasta ahora”.

Osorio también se convierte en la segunda colombiana en llegar a semifinales WTA, arribando de las qualy. La primera fue Fabiola Zuluaga quien lo logró en el torneo de Roma en el 2020.

Una jornada que culmina de forma perfecta para la colombiana, que tiene claro que ser top 100 desde el próximo lunes no solo le va a generar felicidad, sino que también los grandes compromisos que conlleva. “Voy a tener la oportunidad de entrar a torneos más grandes y eso es una responsabilidad más grande. Ahora todos los partidos van a ser finales, aunque ahora lo son, pero estoy emocionada y feliz porque es un sueño para mí. Este es el trabajo de mis sueños”, señaló.

Federación Colombiana de Tenis  
www.fedecoltenis.com
Twitter: @fedecoltenis

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email