Buena nutrición, clave para tener una Visión saludable

Si bien los ojos son órganos pequeños su estructura es increíblemente compleja, por ello una buena alimentación puede ayudar a prevenir complicaciones en su función. Los nutrientes que más favorecen la salud visual se encuentran principalmente en frutas, verduras y en los aceites vegetales, es decir, manteniendo una dieta sana y equilibrada.

[textmarker color=”D6D4D6″ type=”background color”]Zanahoria[/textmarker]

El jugo de zanahoria es una fuente excelente de alfa y betacaroteno, así como una buena fuente de luteína y zeaxanina, que son pigmentos amarillos que se encuentran concentrados en la retina de los ojos. Estos componentes pueden ayudar a combatir la degeneración macular al bloquear la absorción de la luz azul, la cual ocasiona daños en la capa celular fotorreceptora.

[textmarker color=”D6D4D6″ type=”background color”]Espinacas[/textmarker]

Estas hojas tienen una gran cantidad de betacaroteno, luteína y xanteno, indispensables para la formación de vitamina A. Dicha vitamina genera retinol, que contribuye a la formación de la retina y puede ayudar a las personas que sufren de picor en los ojos, úlceras, irritación y ojos secos.

[textmarker color=”D6D4D6″ type=”background color”]Omega 3[/textmarker]

Los ácidos grasos esenciales omega-3 ayudan a prevenir enfermedades de la retina como la degeneración macular asociada a la edad, ya que son necesarios para las células de esta parte del ojo. Los alimentos más ricos en ácidos grasos Omega-3 son el pescado y los mariscos.

[textmarker color=”D6D4D6″ type=”background color”]Naranja[/textmarker]

Su alto contenido en vitamina C ayuda a disminuir el deterioro producido por la vejez, ya que es un antioxidante eficaz que logra la reestructuración del colágeno y previene complicaciones como las cataratas o la vista nublada. Idénticos beneficios aportan otras frutas como la fresa y el kiwi.

[textmarker color=”D6D4D6″ type=”background color”]Frutos secos[/textmarker]

Son una fuente rica de vitamina E y ácidos grasos omega-3, los cuales son vitales para la salud ocular. Las investigaciones demuestran que la vitamina E es capaz de disminuir la prevalencia de cataratas, en contraste, los bajos niveles de los ácidos grasos provocan daño en los vasos sanguíneos que causando ceguera.

[textmarker color=”D6D4D6″ type=”background color”]Lácteos y huevos[/textmarker]

Los lácteos contienen altas dosis de vitamina A que resulta excelente para mantener la salud ocular y en buen estado la conjuntiva. Asimismo, los huevos y sobretodo las yemas aportan un alto contenido en omega 3, zinc y luteína, propiedades que hacen más fácil la absorción de los nutrientes benéficos para la salud ocular.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email